Escapados de Siria: refugiados sirios en el campo de Domiz, Irak

de Italo Rondinella
con RISE
en la región autónoma del Kurdistán, Irak

Los campos de refugiados en la región autónoma del Kurdistán (Irak) están desbordados por el influjo de personas que escapan de Siria. Este trabajo documenta el campo de Domiz, con 55 mil personas a pesar de haber sido construido para 10 mil.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El reportaje

La guerra en Siria ha provocado una enorme crisis de personas internamente desplazadas y refugiados en los países vecinos. En el territorio de Irak a cargo del Gobierno Regional del Kurdistán (KRG, por sus siglas en inglés), había en febrero 75 mil personas que escaparon de la violencia y que se han ubicado en distintos puntos de la zona en las tres provincias de KRG. El mayor de ellos, concentrando más de 55 mil personas (el número es impreciso por las dificultades para mantener un control de todos los que llegan), es el Campo de Domiz, en la provincia de Duhok. A ese número hay que sumar 16 mil refugiados en Erbil y 4 mil en Sulaymaniyah. Las autoridades regionales han realizado un enorme esfuerzo para recibir y brindar atenciones básicas a esta población inmigrante temporal. A pesar de eso, este trabajo fotográfico muestra las duras condiciones de vida que imperan en el campo y las numerosas carencias, especialmente en temas fundamentales como higiene, salud, atención infantil, educación y trabajo. Originalmente, el Campo de Refugiados de Domiz fue preparado para alojar a 10 mil personas. Ahora, superando ya cinco veces su capacidad original, multiplica los problemas y las necesidades se hacen más acuciantes. Y más gente llega cada semana, lo que amenaza con superar los precario sistemas de servicios puestos en pie por el gobierno kurdo y el Alto Comisionado de la Naciones Unidas para los Refugiados. Los problemas respiratorios y los dolores de garganta son una gran preocupación, así como los dolores en las articulaciones y los problemas de espalda. La gente está muy expuesta al frío porque vive en tiendas de campaña sin aislamiento, en lugar de casas. Y debido a la sobrepoblación, es muy fácil que las enfermedades se contagien de una persona a otra y de una tienda a otra. Los niños son los más susceptibles al frío porque sus sistemas inmunológicos son más débiles que los de los adultos. En el momento en que se hizo esta documentación fotográfica, era diciembre, a principios del invierno. El alojamiento no estaba preparado: en lugar de tiendas de campaña, deberían haber tenido tiendas que estén más separadas del suelo. También faltaba queroseno para poder mantener caliente a la gente del campo. Hay mucha humedad dentro de las tiendas, lo que deriva en bacterias. Un sistema de calefacción secaría las tiendas, destruiría las bacterias y las tiendas serían más cálidas y seguras. Hay un gran número de casos de diarrea, especialmente entre los niños.

El autor

Italo Rondinella nació en Italia en 1974. Se licenció en Derecho y, después de casi una década ejerciendo la profesión de abogado, decidió dedicarse a su pasión: la fotografía documental. Empezó como fotógrafo de prensa diaria en Corriere della Sera y, en 2009, viajó a Barcelona para especializarse en fotoperiodismo en la Universitat Autonòma. Actualmente trabaja como fotoperiodista freelance, colaborando con algunas de las principales revistas internacionales de política y actualidad.

El proyecto

RISE está trabajando en expandir sus actividades para proveer atención médica básica, prescripciones y orientación psico-social para las familias refugiadas en el gobernorado de Erbil.

Dada la naturaleza de la vida diaria de un refugiado y su desconocimiento de la disponibilidad de tratamiento médico, desarrollamos una unidad de salud móvil dirigida tanto por un doctor masculino como por uno femenino, y apoyado por voluntarios no médicos entrenados. Aunque la misión clave de la clínica móvil sea viajar a los sitios de refugiados para proveer diagnósticos básicos y prescripciones, también se deberá educar la población de refugiados sobre la disponibilidad del tratamiento médico profesional en el KRG. Considerando el número creciente de refugiados y el número limitado del personal médico, el mandato de la unidad de salud móvil será limitado, sólo tratando dolencias menores y prescribiendo un suministro limitado de medicamentos. Además, planeamos proporcionar semanalmente orientación psicosocial para grupos separados de hombres y mujeres.

La entidad gestora

RISE es una organización sin fines de lucro basada en Erbil, KRG, Irak, que provee de servicios básicos a los refugiados sirios en la región. Fundada hacia el final de 2012 por Dr. Amer Harky, Tom Robinson y Cecily Cook, RISE ya está evaluando las necesidades de los refugiados y entregando bienes esenciales. Actualmente prestamos servicios a aproximadamente 400 familias en áreas como Kasnazan, Berkut, Bahrka, Pirzin y Mala Omer. Los tamaños de las familias varían de 3 a 14 miembros y tenemos nuevas llegadas casi cada semana. Una tarea en curso ha sido desarrollar una red de contactos y trabajar en colaboración con líderes comunitarios entre la población de refugiados a fin de valorar mejor las necesidades. Además, RISE procura elevar el nivel de conciencia entre residentes locales y extranjeros y busca generar respuestas de ellos a fin de incrementar nuestras actividades.

Un comentario en “Escapados de Siria: refugiados sirios en el campo de Domiz, Irak

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s